La trastienda de Liderlamp

Liderlamp La Trastienda de Liderlamp Sobre mi

Cumpliendo un sueño

Cumpliendo un sueño
Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Todas arrancamos el año cargadas de sueños, pero según pasan las semanas, los vamos dejando de lado y acaban arrinconados por las obligaciones del día a día y las mil excusas que nos ponemos para ni intentarlo. Pero ¿sabes qué? Hace un año me propuse que eso no fuera así y hoy escribo esto para contarte que lo estoy consiguiendo.

No te voy a vender ninguna moto, simplemente te voy a contar la historia de cómo uno de mis mayores sueños, un sueño de vida de esos que te propones cumplir cuando te jubiles, a largo plazo, algún día, está a punto de hacerse realidad.

Era un sueño que con el paso de los años se iba haciendo cada vez más fuerte y más intenso, y crecía irremediablemente dentro de mí. Pero yo me decía a mí misma que era un precioso sueño, pero sólo eso. Mi realidad se imponía y no había opción de llevarlo a cabo. Aún no era el momento.

Hasta que el año pasado empecé a darme cuenta de que tenía todas las piezas del puzzle de mis sueños delante de mí, ahí desordenadas, sin sentido, y empezaron los “y si…”, “y si…”

¿Y sí me lo planteo? ¿Y si lo intento?

¿Y si es una señal?

¿Y por qué no?

Y decidí que iba a ser valiente, que iba a atreverme, que yo también quería “dar luz a mis sueños“.

Pero voy a ir un poquito más atrás del año pasado para que podáis entender todo un poco mejor. Si nos sigues de siempre, más o menos sabrás el recorrido de Liderlamp, pero si no llevas mucho pasando por aquí igual no sabes cómo hemos llegado hasta este momento.

En 2014, tras 15 años con la tienda de iluminación que con tanto esfuerzo e ilusión abrió mi padre, arranqué este blog. Al poquito llegó Instagram y con la cuenta nació también nuestra increíble y “luminosa” comunidad. ¡Sí, vosotras!, ¡y también vosotros!, que aunque siendo menos, también sois una parte fundamental de nuestra comunidad; porque todas y cada una de las personas que estáis ahí detrás tenéis un papel importante en esta historia. En mi historia. Nuestra historia.

Solo un año después, en 2015, me empujasteis a abrir la tienda online, y ese paso – yo aún no lo sabía -, cambiaría mi rumbo para siempre.

Foto Silvia Buján

Desde entonces, han sido 5 años de alegrías, de crecimiento laboral y personal, de aprendizaje y de mucho trabajo. La tienda online se iba haciendo cada vez más grande, a comerse a la tienda física, y de vez en cuando mi cabeza echaba a volar y yo empezaba a fantasear, aunque los miedos y el día a día se comían las voces que daban saltitos: “Haz el favor de hacer lo que tienes que hacer, deja de soñar y ponte a trabajar, que bastante tienes”.

Pero lo quisiera o no, si no quería morir de éxito, me tenía que parar. Como dice mi querida Mar Ramos: lo urgente no me dejaba ver lo importante. Y las campañas, las novedades, las gestiones, las ferias, todo lo que estaba haciendo para seguir creciendo, no me dejaba parar y reflexionar.

Liderlamp estaba creciendo, y ya no tenía nada que ver como aquella empresa que emprendí con mi padre en 1999. Todo en Liderlamp – los espacios, los sistemas e incluso los que formamos la empresa – tenía que cambiar para adecuarse a la nueva realidad.

Foto Silvia Lobarte

Y así es como a principios de 2019, con una taza de café en la mano y un folio en blanco, me senté a dibujar nuestra hoja de ruta. La empresa había crecido y tenía que adecuarla a su nueva situación. Pero yo también había crecido como persona y quería seguir haciéndolo.

Con respecto a Liderlamp había una cuestión que rondaba hacía tiempo por mi cabeza: ¿por qué no apostarlo todo al online? Hacerlo nos permitiría buscar un espacio más adecuado para las necesidades de una tienda online, tener más tiempo para poder crear más contenido, buscar más y mejores productos, desarrollar nuestra línea de producto propio, tener más variedad, SER una empresa mejor, en definitiva.

Foto Débora Najera

Con respecto a mí, durante años, mi carta a los Reyes Magos siempre era la misma: “Cuando me jubile quiero vivir en el Pirineo, en un pueblo con encanto. Quiero conectar con la naturaleza para conectarme, quiero vivir en primera persona #MiMomentoSlow, ser parte de sus gentes, quiero compartir con “el vasco” (mi marido, para las que no le conozcáis) tiempo de calidad”. Vamos, que me visualizaba perfectamente rodeada de monte y gallinas, pasando los inviernos frente a la chimenea y los veranos durmiendo tapada.

Así que, si me atrevía, tenía ante mí la posibilidad de poner de golpe el “check” a las dos celdas (una de las ventajas del online es que no te obliga a una localización específica) y abrir un nuevo capítulo en la vida tanto de Liderlamp como en la mía.

 

Estilismo Eva Monge

Por supuesto en este proceso no estaba sola. Mi marido (el vasco) no tenía ninguna duda y mis padres, a pesar de toda la carga emocional que suponía cerrar la etapa de la tienda física, me animaron a valorar todas las opciones y a que mirase por mí, por mi futuro y mi calidad de vida.

Y tomé la decisión. Y esta fue la apuesta:

En 2020 Liderlamp será una empresa 100% ONLINE. BLANCO (6500 KELVIN) PAR Y PASA.

Con el objetivo marcado, tocaba aterrizarlo y confirmar la viabilidad. Me senté con mi vasco y empezamos a dar forma definitiva a las piezas de nuestro puzzle: proyecto de vida, ilusiones, aspiraciones y sueños. Teníamos la oportunidad de al menos valorar la posibilidad de hacer un cambio de los de verdad: irnos a vivir al Pirineo con la tienda online a cuestas. Había tiempo de sobra para pensar, para estudiar si era viable.

Lo primero era buscar un espacio y hablar con nuestros colaboradores logísticos. Teníamos claro que fuera cual fuera la decisión, Liderlamp tenía que seguir dando la misma calidad de servicio, o MEJOR. Poco a poco las piezas empezaron a encajar, vimos que nuestro sueño podía hacerse una realidad y empezamos a ponernos fechas y a trazar un plan. En marzo 2019 nos dimos un año: en febrero del 2020, Liderlamp enviaría su primer pedido desde su nueva ubicación. Un año por delante para lograr ser nuestra mejor versión.

Ha sido un año intenso, de tomar muchas decisiones, mover muchas fichas, con incorporaciones nuevas (que ya os iré presentando) hasta formar un gran equipo en el que puedo apoyarme y que sé que pone el mismo cariño, cuidado y atención que yo en todo lo que hacen. Un año también de hacer piña con la familia, que ha estado ahí apoyando, empujando y dándolo todo en todo momento para que esta historia tuviera sentido.

Y ahora, con los deberes hechos, y tal y como habíamos planificado, ha llegado el momento de compartirlo con vosotras. El próximo 31 de enero, en 4 días, tal como os anunciamos allá por agosto, la tienda física de Liderlamp en Zaragoza cerrará sus puertas y empezará una nueva etapa. Una nueva etapa llena de ilusiones, y de mucha luz, en el Pirineo.

Porque los sueños, los nuestros y los vuestros, están para ser cumplidos.

Que la luz os marque siempre el camino.

Mil gracias por todo. ¡Cómo me gustas 2020!

Tete

Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Comentar esta entrada