Un proyecto singular en Sidney

El otro día nos escribió una cliente y nos confesó que era adicta al blog, y que lo que más le gustaba era los temas tan diferentes que os presentamos. Y en el equipo pensamos: ¡bien hecho! Porque realmente ese es nuestro objetivo. Hablaros de tendencias, de estilos bien diferentes, y que disfrutéis leyéndolo y os inspiréis en los interiores que os mostramos. Y por eso hace dos semanas  os contamos las características del estilo Wabi Sabi y ésta, cambiamos radicalmente de tercio, para traeros una maravilla de casa, donde el color es el verdadero protagonista.

Viajamos hasta  Woollahra, un conocido barrio residencial de Sidney, donde el Estudio CD de Claire Delmar desarrolló un proyecto de restauración para darle una nueva vida a una casa con una estructura muy tradicional. El reto de la diseñadora fue respetar los elementos estructurales más interesantes (fijaos en esas maravillosas molduras que recorren los diferentes espacios) y convertirla en una casa familiar, con un interiorismo muy cuidado, y dónde las piezas de arte, el cromatismo y los elementos geométricos juegan un papel fundamental. Un estilo contemporáneo, pero con guiños divertidos y lúdicos, con el objetivo de que fuese una casa elegante pero muy disfrutada.

La edificación original databa del año 1900, y sus nuevos propietarios, una joven pareja con su hijo pequeño, trasladaron a la interiorista su deseo de jugar con lo antiguo y lo nuevo y lo masculino y lo femenino. Otra de sus premisas era que no querían un “todo” armónico, un hilo conductor para su casa, si no cierto efecto teatral, para que cada espacio contase su propia historia. Lo que si encontramos en común en todos ellos es ese contraste entre esos elementos que conservaron, más clásicos, como la chimenea de mármol y las cornisas de los techos, junto con una iluminación muy contemporánea, muebles personalizados y piezas de arte muy llamativas. Al final el esquema es una decoración sofisticada, al que se suman guiños y detalles divertidos, que rompen y crean un contraste de lo más interesante.

Como podréis apreciar en las imágenes se consiguió este objetivo. Claire Delmar respetó la herencia histórica del edificio, pero fue introduciendo capas, para actualizar y dotar de personalidad a la decoración de los nuevos espacios (¿recordáis que os hablamos de esta teoría de las capas cuando nos referimos al curso de Hello Creatividad “Decora tu casa” con Tessa Muga en este post?) Sin duda, un proyecto de los más singular, que nos ha chiflado, con un interiorismo que presta especial atención a cada detalle y que intenta reflejar los gustos y la personalidad de sus habitantes. Mención aparte queremos hacer a esas lámparas espectaculares, de factura MID CENTURY, y que en muchas ocasiones parecen otra de las maravillosas piezas de arte que decoran cada espacio.

Un proyecto de fantasía que podéis encontrar en la web de Studio DC, junto con sus otros interesantes proyectos de interiorismo ¿Qué os ha parecido?

 

¡Sed felices y no olvidéis iluminar vuestros sueños!

Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email