Pisos pequeños: que no lo parezcan

Estas semanas estamos asesorando a una clienta para iluminar su mini casa. Se trata de un piso de 40 metros cuadrados, con una habitación, salón, cocina y baño en un edificio antiguo. Lo mejor: es una quinta planta en un edificio lleno de encanto y sus vistas son directamente el Mar Cántabrico. Un pequeño espacio, lleno de luz y posibilidades, que con algunos cambios se ha transformado por completo e incluso ha conseguido “añadir metros visualmente”. Así que hemos pensado en escribir un post sobre espacios pequeños, porque pocos metros cuadrados no significa tener que renunciar a tener una casa bonita y práctica.
Dale una vuelta a la distribución:
Nuestra clienta encontró su piso parcialmente amueblado (es un alquiler) pero la distribución de los muebles era equivocada y no aprovechaba la luz que entraba por el impresionante ventanal que enmarca el espacio que funciona como salón comedor.