Crea tu habitación Montessori

No sé si os he contado alguna vez que antes de que Instagram llegase a nuestras vidas, Pinterest era mi droga adicción. Podía pasarme horas y horas recopilando pins y creando cientos de tableros con imágenes maravillosas llenas de inspiración. Fue allí donde me enamoré de algunos juguetes de madera, que al principio llamaron mi atención por lo bonitos que eran, y que pronto descubrí que pertenecían a la filosofía Montessori. Recuerdo que pensé que sería algún nuevo movimiento sobre educación, y al buscar información sobre él, llegué a la figura de su creadora, María Montessori, para encontrarme con la sorpresa de que sus estudios sobre la educación databan de la segunda década del siglo XX. Quizás lo que más me llamó la atención fue que su técnica pedagógica incluía en su fórmula la idea de que el aprendizaje debía provocar felicidad y alentar la propia creatividad y capacidad natural de los niños.