Habitaciones compartidas

Volvemos esta semana con un tema que nos apasiona: los dormitorios infantiles. Esos espacios que decoramos con toda la ilusión y al que los niños suelen correr nada más entrar por la puerta de casa. Esa sin duda será la mejor señal de lo cómodos y felices que se encuentran en su “territorio” Un espacio para dormir, jugar, leer e inventarse mil aventuras. Y que debería reflejar sus gustos y sus intereses, que son muchas las horas que van a pasar allí disfrutando de “sus cosas” Ahora bien, ¿y si el dormitorio es compartido? Eso complica un poco la cuestión, pero hoy vamos a daros algunos consejos para solventarlo con acierto.