Decorando la Navidad de los más pequeños

A veces lo más duro de nuestro trabajo es ser precavidos y no enseñaros, según entra por la puerta de Liderlamp, el contenido de algunas de las cajas que nos traen los mensajeros. Y en este acaso, así ha sido. Ya sabéis que somos navidadadictos y este año hemos tenido que apuntarnos a yoga y meditación, para centrarnos en el aquí y el ahora y no empezar a gritar “mi tesorooooooo” por Stories en pleno octubre. ¡Y lo hemos conseguido! Nos hemos enamorado al abrir cada caja, hemos soltando todo tipo de “ohhhhhhhhhhss” y “ahhhhhhhhhhss” al ir desempaquetando cada paquetito, hemos llorando de emoción al preparar el estudio y hacer las fotos, pero hemos aguantado como campeones y hasta que no hemos visto la primera tableta de turrón en el supermercado, no hemos dado rienda suelta a nuestra ilusión. Pero queridos, ha llegado el día, ¡vuelve la Navidad a Liderlamp !