Flechazos de invierno

Por fin, de nuevo, nuestros flechazos de la temporada. Lo que nos gusta, los descubrimientos que nos hacemos unas a otras, productos que hemos probado, proyectos que nos han enamorado. El caso es traeros un variadito de cosas que han hecho que nuestro corazón se acelere estas semanas. Aquí van:

 

Los champús sólidos de The Singular Olivia:

Sabéis que somos fans de Paula y de trabajo, por muchísimas razones. Nos parece todo un ejemplo de mujer luchadora y trabajadora, y nos encanta ver como su proyecto crece y crece. Pero esta recomendación no obedece a ese cariño, si no porque estos champús son la pera. Lo mejor de todo es que varias de nosotras compramos una de las variedades y la probamos sin decir nada a las demás, y de repente un día en una videoconferencia alguien comentó lo contenta que estaba y todas empezamos con los: “yo también lo tengo, me encanta” El equipo ha probado dos de ellos: Maestro y Prodigioso, porque encontraréis diferentes  modalidades según vuestro tipo de pelo ¡Enhorabuena Paula por este éxito!

Una casa de ensueño: Canoneta Townhouse

Nos negamos a no hacer planes. Hemos aprendido, ahora más que nunca, que seguramente habrá que cambiarlos o aplazarlos, pero la ilusión no puede desaparecer. Nuestro nuevo lema vital. Así que ahí va otro de nuestros flechazos: una bellísima casa de campo en Soller (Malllorca) El sueño de una francés, que en 1910 que se hizo construir una casa en medio de una explotación de cítricos, y la llamó Canoneta, por el tipo de naranja que cultivaba allí. En 2016, una empresa, Berrow House, compró la edificación y comenzó un proyecto de restauración para devolverle su antiguo esplendor. El resultado: una ambientación mediterránea con toques eclécticos. Un pequeño paraíso con el que recrearnos los ojos al menos.

 
 

Las guirnaldas de Teresa Abaitua: 

Qué difícil definir el trabajo de Teresa. La palabra que creemos que lo mejor lo define es: magia! Tenéis que pasar por su web para descubrir el trabajo de esta artesana alambrista y las obras de arte que salen de sus manos, una a una y con todo el amor del mundo. Pero hoy queríamos fijarnos en sus guirnaldas: como puede haber tanta belleza en unos retazos de tela y un cordel? No sabemos explicarlo, sólo deciros que en directo son aún más bonitas y transforman cualquier espacio donde las coloquemos. Son alegría, son juego y son color. Absolutamente flechadas con ellas!

El paraíso del queso: Formaje

No podemos esconderlo: somos un equipo de queseras ¿Hay placer mayor que una tabla de quesos con diferentes variedades, un vino y un buen pan? bueno si, seguro que alguno hay, pero estar a esa altura es difícil. Si además a todo ésto le sumas un proyecto maravilloso, envuelto en una estética única, el flechazo es inevitable. Clara Díez abrió hace unos meses el templo del queso en la madrileña Plaza de Chamberí, de la mano de Colbalto Studio (os debemos un post sobre su trabajo del que somos fanáticas) Un producto muy cuidado y del que ofrecen todo tipo de información, desde sus productores, a técnicas de fermentación, maridajes…pero sobre todo un proyecto muy honesto y que nace de una pasión (y que por eso nos ha enamorado)

 

Y hasta aquí nuestros flechazos de hoy de invierno. De los más variado, como siempre. Y con la serendipia estupenda de que salgan el día de San Valentín.

¡Sed felices y no olvidéis iluminar vuestros sueños!

Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario