La trastienda de Liderlamp

Liderlamp La Trastienda de Liderlamp Sobre mi

REVISTA BLOGIRLS 2.0

REVISTA BLOGIRLS 2.0

Hace unos días veía la luz la edición veraniega de Blogirls 2.0 magazine. En esta tercera entrega Tete y yo participamos con un DIY para los más pequeños: una tienda de campaña. ¿Quién de pequeño no tuvo o soñó con tener una casita, un escondite o refugio secreto? Nosotras te proponemos hacerles uno, un espacio para jugar, descansar, leer e imaginar mil y una historia, que además se recoge en un pispás y es fácil de guardar o transportar. A ver qué te parece… El tutorial completo para hacer esta casita tan chula lo encontrarás dentro de Blogirls 2.0 Magazine Para la puesta en escena echamos mano de algunos elementos que seguro te suenan, como el capazo con el que participamos en el reto pinterest de mayo o el cojín cactus que me tenía enamorada desde que vi el DIY y que por fin me decidí a hacer… La guirnalda de Suniko. En la revista Blogrils 2.0 no sólo encontrarás el DIY paso a paso sino también otras muchas propuestas de nuestras compañeras como manualidades, ocio y tiempo libre, recetas y muchas cosas más. Si quieres pasar un rato entretenido ¡no te la pierdas!. Ah!! Y recuerda, si te animas a hacer esta tienda de campaña puedes compartir tus fotos en Instagram con el hashtag #diydeverano ¡nos encantará verlo!....
MI MOMENTO SLOW 5

MI MOMENTO SLOW 5

Mi momento slow cumple tres meses!!! Tete y yo no podemos estar más contentas, cada día la galería tiene más y preciosa fotos, y se va uniendo más gente que utiliza el hashtag. ¡Muchas gracias a todos!! Si tú todavía no te has animado no lo dudes, estamos esperando ver tus fotos. Hoy nos acompañan tres chicas estupendas con unas galerías llenas  de buen gusto. No te lo pierdas! Noelia (@noeliarobles) “Cuando pienso en mi momento slow, no podría decir ninguno en concreto. Soy de esas personas sensibles que siempre encuentra la magia en todo momento. Solo hay que pararse a sentir.” “Aunque podría decir que uno de los momentos que más disfruto, es cada mañana al despertar. Cuando el sol entra por mi ventana y su luz llena toda la habitación de color. Sentir el calor de esos rayos de sol en la piel, hace que cierre los ojos y sólo quiera soñar.” Carmen (@cgrandal) “Mi momento slow puede empezar un día soleado en el que no tengo nada que hacer, sin prisas, sin obligaciones” “Solo remolonear, jugar y pasar tiempo con los que quiero. Salir a dar un paseo sin rumbo fijo y , algunas veces, encontrarme lugares mágicos.” Maribel (@chispa24) “Mi momento Slow es ese instante que haces tuyo, ese en el que siento que el tiempo se ralentiza hasta casi detenerse, en el que todo a mi alrededor se desdibuja hasta casi desaparecer. Un café a media mañana en una terracita de cualquier pequeño bar del casco antiguo de la ciudad, una tarde sin prisas donde dejo volar la imaginación a través de la cámara,...
LAS TRES EN RAYA

LAS TRES EN RAYA

Las vacaciones de los peques están a la vuelta de la esquina. Y con ellas un montón de tiempo libre para sacarle el jugo al verano. En las próximas semanas te iremos dando ideas de DIY para niños. Sencillos tutoriales que puedas hacer con ellos y que luego sirvan para llenar de diversión las horas muertas. Empezamos esta semana con uno al que a buen seguro le has dedicado algunos ratos de juego, un clásico que ademas es súper fácil de hacer: las tres en raya. ¿Qué necesitas? Un tablero (nosotras hemos utilizado uno de madera pero también serviría uno  hecho de cartón un poco rígido), algo que sirva de ficha (para las nuestras hemos utilizado estás mini casitas de La Letrera pero te valdrían piedras, tapones de botella, etc.), un poco de washi tape, pintura una brocha y un pincel. ¿Cómo se hace? Pintamos el tablero y las casitas, nosotras hemos pintado sólo una parte que hemos delimitado con el tape. Una vez seca la pintura con el washi marcamos las casillas… y ya está listo para jugar!! Nuestro tres en raya nos ha salido muy minimalista pero las opciones son tantas como la imaginación alcancé. ¿Te animas a hacer el tuyo? Cuéntanoslo, cuelgas la foto en Instagram y añádele el hashtag #diydeverano , nos encantará...
MI MOMENTO SLOW 4

MI MOMENTO SLOW 4

Un jueves más volvemos con una selección de #mimomentoslow. Si todavía no sabes de qué va esto aquí y aquí te contamos más. Esta semana estamos encantadas de contar con otros tres fotógrafos estupendos que capturan instantes mágicos, son tres preciosas galerías de Instagram que no puedes dejar de visitar ¡te encantarán! Josu (@josu_donostia) “Después de interminables llamadas de teléfono, reuniones en las que arreglamos el mundo y un sinfín de tareas por acabar, es cuando llega mi momento slow.” “Recojo a los niños y nos vamos a una pequeña tienda de toda la vida donde nos preparan unos bocadillos de los de antes. Con la merienda en las manos, nos acercamos a la playa buscando nuestro rincón secreto. Momento tranquilo para hablar sobre peonzas, cromos, deberes….” “Un lugar ideal para compartir el día a día. y, antes de la vuelta, un paseo por la orilla para refrescar los pies y llevar las zapatillas a casa llenas de arena… un día completo.” Cristina (@cristina_querol) “Hace un par de años, tomé la decisión de dejar la ciudad para ir a vivir al campo. Cambié las prisas, la falta de tiempo y el estrés que tanto me angustiaba, por el ritmo pausado del campo. y quizás por eso ahora valoro tanto esos momentos….  Para mi, un momento slow es el momento en el que desconecto y disfruto de lo que estoy haciendo sin pensar en nada más. Cuando voy en el coche y balo la ventanilla para que el viento me alborote el pelo. Cuando vuelvo a casa con alguna flor que he encontrado en el bosque, y me entretengo buscando...
RETO PINTEREST

RETO PINTEREST

¡Estamos qué no nos lo creemos, oiga! Después de varios intentos fallidos y contra todo pronóstico Tete y yo llegamos en fecha, detalle importante, para participar en el Reto Pinterest organizado por Scarlata y el Señor Don Gato, del mes de mayo: decorar un capazo de playa. Aquí nuestra propuesta, a ver qué te parece. ¿Qué hemos utilizado? Obvio pero fundamental, un capazo; pintura, brocha, papel de cocina, cinta de carrocero, una guirnalda, hilo y aguja. El primer paso es pintar la parte elegida, en nuestro caso, la base del cesto. Para ello hemos puesto cinta de carrocero delimitando la parte a la que queremos dar color. Para que la pintura no entre demasiado y manche el interior, hemos puesto papel de cocina en la parte interior sujeto con cinta, una vez colocado hemos rellenando el interior del capazo con  bolas papel de periódico para darle cuerpo y que el papel quede bien pegado a los laterales. Una vez que la pintura está seca la pintura retiremos los papeles y el papel de cocina.Para acabar con la decoración hemos cosido una guirnalda Suniko en mint y blanco en la parte superior de nuestro cesto playero. Ya lo tenemos listo para llevar la merienda, las toallas, las cremas, algo de lectura, los manguitos, los juguetes de los peques o cualquier otra cosa que se te ocurra. ¿Qué te parece? ¿Te ánimas a hacer el tuyo?...
MI MOMENTO SLOW 3

MI MOMENTO SLOW 3

Hoy volvemos con #MiMoemntoSlow, de verdad que no podemos estar más contentas y más agradecidas por la acogida. Cada vez más fotos y a cual más bonita. Nuestra intención es que poco a poco vayas conociendo quién hay detrás de esas fotos, cómo viven #MimomentoSlow. Acomódate y disfruta, te dejamos con tres mujeres que estamos seguras de que te van a encantar. Raquel (@raquelbalboa ) ” Soñar. Soñar viajes. Eso es lo que me gusta. Un simple mapa o una guía, es suficiente para llevarme a cualquier parte, siempre lejos. Para pasear calles de adoquines sin poner un pie en ellos.” “Para comprar flores en 9 idiomas diferentes. Para cenar a la luz de la velas en un bistrot de París que ni siquiera existe. Para llenar de sellos mi pasaporte imaginario. Para soñar. Para soñar bonito.” ” Luego llegarán la falta de tiempo, de presupuesto, y con ellos los pies en el suelo. Pero a pesar de eso, un simple mapa en el silencio de una tarde cualquiera es, sin duda, mi momento slow favorito. Un momento para soñar lugares. Soñar viajes. Soñar.”   Karla ( @karlacaloca ) ” En el transcurso de mi vida he pasado muchas etapas, momentos que me han llevado a crecer sin darme cuenta. Hace 10 años si alguien, cualquiera, me hubiese preguntado cúal era mi momento slow, habría respondido sin duda, que era ese momento donde tomaba un libro y lo devoraba sin piedad, pero ya superé esa etapa. Si me lo hubieran preguntado hace 5 años, habría dicho que era la fotografía” ” Hoy mi momento slow es otro y trato...
UNA CONTRAVENTANA RESCATADA

UNA CONTRAVENTANA RESCATADA

Hace poco publiqué en Instagram la foto de una contraventana rescatada de “pueblo bonito”, era la pieza clave para hacer algo que me rondaba por la cabeza desde hace tiempo. Y ella, pacientemente, ha estado haciendo cola esperando a que decidiera los detalles que le dieran una nueva vida. Hoy te enseño el resultado. Hace poquito conocí el trabajo de Agrieszka, ella es una artista que trabaja con las pinturas de Annie Sloan. Ella hace de sus muebles auténticas obras de arte, dotándolas de un estilo propio, original. Igual me lo invento (tengo mucha imaginación) pero lo que he deducido al ver su trabajo es que da capas de pintura de distintos colores y luego juega con lijas y espátulas dejando entrever diferentes tonos. Así que inspirada (ojo, que digo inspirada… qué más quisiera yo que acercarme un poco), me puse a decapar mi contraventana, la limpie, le di producto para la carcoma y elegí los colores que iba a usar. En esto sí que me parezco a la artista, usamos la misma pintura (algo es algo, ¿no?) Como color dominante, utilicé una gama de blancos y crudos, en este caso Old White, Cream y Old Ochre. Le dí a toda la pieza, primero una capa de Old White, y luego fui dando pinceladas sueltas por donde me parecía, de los otros dos tonos. Una vez seca la pintura, con una lijadora (sí lo confieso, usé una eléctrica, porque yo de paciencia ando mal) fui lijando, hasta que unos tonos se confundían con otros e incluso en alguna zonas, iba saliendo la madera natural de la contraventana. Para dar algo...
MI MOMENTO SLOW 2

MI MOMENTO SLOW 2

Hace dos semanas te presentábamos #mimomentoslow . Un hashtag para compartir ese momento especial del día donde disfrutar de las pequeñas grandes cosas. Desde entonces la galería ha ido creciendo y llenando de images preciosas pero también de las diferentes formas de vivirlo… ¡No te lo puedes perder! Pásate por Instagram y descúbrelo. Aquí como adelanto, te dejamos el momento slow de cuatro estupendas mujeres, ¡disfrútalo! Emma (@about_emma_blog) “esta propuesta que nos habéis hecho para que mostremos nuestros momentos slow, me ha hecho pensar. Por lo general asociamos esos instantes a la tranquilidad absoluta, a la búsqueda de esa paz y ese tiempo, generalmente en soledad, que parecen arrebatarnos sin piedad las prisas de nuestras rutinas diarias. Sin embargo al pensarlo más a fondo, me dí cuenta de que mi momento slow más preciado no es aquel en el que cojo un lápiz y me pongo a dibujar en soledad, ni tampoco aquél en el que puedo desayunar con calma o leer un libro, o la parte del día en la que consigo dar un paseo por las callejuelas del casco histórico de la ciudad donde vivo o visitar una exposición cualquiera. Tan bonitos y placenteros como son todos ellos, siguen si ser mi momento perfecto, porque me falta algo esencial: mis pequeños.” “Por eso mi momento slow favorito es sin dudarlo la mañana que me despierto y sé que no va a haber prisa alguna por comenzar el día, que todo fluirá a su ritmo natural, sin órdenes ni miradas impacientes al reloj y que en ese preciso instante dispongo de todo el tiempo del mundo para pararme...
MI MOMENTO SLOW

MI MOMENTO SLOW

Seguro que a estas alturas ya habrás oído/leído el adjetivo “slow” asociado a una o varias palabras más de un par de veces y es que, querido amigo, lo “slow” está de moda, así pues ¡hasta en la sopa!. Para ser fiel a la realidad te diré, que no es el invento de un blogger-gurú iluminado tras un retiro espiritual sino todo un señor movimiento que nació hace casi 30 años en la bella Roma. Surge como protesta ante la apertura de un McDonalds en la Plaza de España de la capital italiana. Ante el “fastfood” nació el “slowfood”. Era 1986. En estos años ha ido ganando adeptos y ampliando su campo de acción a muchos ámbitos de nuestra vida, así lo encontramos asociado tanto a la comida como al medio ambiente, la moda o el modo de vida en la ciudad, el “cittaslow”. Nosotras, que como toda buena blogger que se precie de serlo estamos a la última (notese el tono irónico de la afirmación), nos lo “apropiamos” para nuestra pausa, ese instante que le da sentido al resto, en el que te paras, disfrutas y con suerte tomas consciencia de ese momento único y fugaz que es el presente.   La idea de compartir ese presente con las generalistas viene de hace un tiempo, barajabamos la idea de compartir un momento “juntas” en Instagram, un hashtag que nos uniera en esa pausa. Hace justo un mes, disfrutando con Tete de una estupenda sobremesa, surgió #mimomentoslow. Desde entonces algunos amigos se han unido a nosotras y con algunos de ellos hemos contado para que nos cuenten e ilustren...
UNA LÁMPARA FLORERO

UNA LÁMPARA FLORERO

El buen tiempo ya esta aquí, y parece que por fin ha venido para quedarse, ábrele puertas y ventanas y deja que se cuele en tu hogar, que lo envuelva todo con su luz y su olor. Para ello nada más sencillo que colocar en casa algunas flores y plantas de temporada, con ello no sólo conseguirás un ambiente fresco y muy primaveral sino también muy decorativo. Las puedes colocar en tiestos, jarrones, vasijas… nosotras vamos un poco más allá y te proponemos algo diferente, una “lámpara florero”. Sí, vamos a transformar una vieja lámpara con porta velas en un precioso florero colgante. Tete ha hecho magia con ella, unas latas y unas manitas de chalk paint. A ver qué te parece el resultado. Lo primero es conseguir una lámpara, seguro que alguien tiene alguna con la que ya no sabe qué hacer, o si no, quizás haya alguna abandonada a su suerte en un trastero. Siguiendo estos pasos la transformación será espectacular, ya verás. También necesitarás una brocha, botes de cristal y de lata que sean proporcionados al tamaño de la lámpara, pistola de pegamento calientes y el color que más te guste nosotras hemos elegido el blanco para no restar protagonismo a las flores. La pintura que te recomendamos es la chalk paint de Annie Sloan. Tete lleva tiempo trabajando con ella y sus características son las más adecuadas para este tipo de restauración, es muy cubriente y no necesita ni imprimación ni lijado, lo que te ahorra un montón de trabajo. En este post, te contábamos un montón de cosas sobre esta pintura. Ya tenemos los materiales, ahora limpiamos la lámpara y damos dos capas de pintura, es muy importante moverla a conciencia antes de utilizarla para que sus pigmentos naturales se mezclen bien. Una vez secas las dos manos hay...