Atelier Vime: inspiración en la Provenza francesa

Quizás debimos incluirlo en el post de Flechazos de la semana pasada, porque cada vez que entramos en su cuenta se nos acelera el corazón. Pero es que este proyecto lo llevamos siguiendo desde hace bastante tiempo y hoy nos ha apetecido dedicarle un post completo a esta maravilla situada en el sur de Francia. Pero para entender de que hablamos, os contaremos que el pueblecito de Vallabrègues en que se haya situado, en plena Provenza, es conocido desde hace centenares de años por su artesanía en torno a la cestería y al trenzado del mimbre. Allí existió un edificio, conocido como hotel Drujon, una casa señorial construida en estilo provenzal, donde durante muchos años hubo el taller cestería de Boyer Armand, dedicado a esta labor. Originalmente construido en 1730 para una familia acomodada, el edificio daba al río Ródano, contaba con un gran número de empleados, y estaba equipado con tres estanques donde se humedecía el mimbre para posteriormente trabajarlo.

En 2014, Anthony  Watson, un estilista británico-francés, y su pareja Benoit Rauzy, consultor energético, descubren el edificio y su historia, se enamoran del lugar y deciden comprar la casa y restaurarla. Para ello, contaron con la ayuda de la especialista en patrimonio antiguo Élise Orrier. Ella les aconsejó  modificar el edificio lo menos posible y utilizar tantas técnicas antiguas como sea posible para refrescar las pinturas y arreglar las pátinas. La premisa del proyecto era respetar y continuar lo emprendido por sus predecesores y mantener esa “atmósfera” de casa antigua. Es entonces cuando empiezan a investigar sobre el pasado del edificio y descubren que era un taller de cestería. Surge así su nuevo proyecto: Atelier Vime

Contrataron a Raphäelle Hanley, una conocida diseñadora con sede en París, para que les ayudase a conceptualizarlo, y tanto le gustó el proyecto que finalmente se unió a ellos como socia. Ahora ellos se definen como tres amigos, intentando revitalizar un oficio tradicional por el que ellos sentían auténtica devoción, pues ya antes de llegar a la Provenza habían comenzaron a coleccionar piezas de mimbre y ratán vintage del siglo XX. Actualmente ofrecen una selección de muebles firmados por diseñadores famosos (como Janine Abraham o Audoux-Minnet…) y también de artistas  anónimos, interesándose en potenciar esta artesanía con materiales ecológicos.Otro de los aspectos interesantes de este proyecto es que aparte de su colección, Atelier Vime ha conseguido reunir un archivo muy extenso con creaciones en fibras de diferentes periodos históricos. Sus clientes acuden a visitarlos y a inspirarse para encontrar inspiración para crear nuevas piezas y es relativamente fácil encontrar éstas en las principales revistas de decoración europeas.

Ahora que estamos fascinadas por el “Granny Chic” del que os hablamos en este post, es una ocasión perfecta para inspirarnos en esta maravilla. ¿No os parece?

¡Sed felices y no olvidéis iluminar vuestros sueños!

Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email