La trastienda de Liderlamp

Liderlamp La Trastienda de Liderlamp Sobre mi

Tutorial para conseguir un desenfoque navideño

Tutorial para conseguir un desenfoque navideño
Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Hoy os traemos un post diferente con una colaboradora de lujo. Silvia Lobarte es alguien especial para nosotros, una buena amiga y una fotógrafa estupenda. El caso es que hace unos días nos enseñó unas fotos que le había hecho a sus hijos para felicitar la Navidad a su familia con nuestras guirnaldas de luces. Y se nos encendió la bombilla! Así que le hemos pedido un tutorial para que nos explique cómo conseguir ese desenfoque tan bonito en las fotos. Y ella, que es tan generosa, nos ha revelado sus secretos:

Cuando hacemos una foto, por regla general, buscamos que la foto esté bien enfocada, pero hay determinadas fotos en las que queremos conseguir un desenfoque selectivo, es decir, que haya zonas de la foto que estén muy enfocadas y sean muy nítidas (por ejemplo la cara en un retrato), pero que haya otras, que estén claramente  desenfocadas. Y esto se llama bokeh.

El Bokeh (que se pronuncia boqué) es un término que proviene del japonés y se trata concretamente de ese desenfoque que produce el objetivo de la cámara. Generalmente lo vemos en las típicas fotos navideñas de retratos en las que el niño u objeto está bien enfocado y se ven lucecitas por detrás desenfocadas, formando círculos donde están los puntos de luz.

Pero no es bokeh sólo si hay luces navideñas :), aunque ahora mismo lo que nos interesa es este tipo de bokeh, porque queremos este efecto de las luces que tanto nos gusta. Dentro de este tipo, además, podemos hacer tres tipos de fotos en función de donde hagamos el desenfoque:

  • Bokeh de fondo. El objeto enfocado esta delante y las luces desenfocadas detrás. Es la imagen más típica de la navidad con el niño y el árbol detrás con las luces. Lo mejor para hacerlo es que haya cierto espacio entre el fondo y el sujeto para que se aprecie bien la diferencia.

  • Bokeh frontal. Al revés que el anterior, el objeto enfocado está detrás y las luces delante, próximas a nuestro objetivo y separadas del modelo.

  • El sujeto enfocado interactúa con el Bokeh. Es nuestro ejemplo para que se vea claro.

 

 

Y después de la teoría, toca ponerse manos a la obra.

Para hacer este tipo de fotos necesitas:

  • Luces led que sean portátiles para poderla moverlas como y donde queramos.

  • Un objetivo luminoso, es el que tiene número f pequeños, lo ideal sería un f1.4, pero hasta con un f2.8 se puede hacer perfectamente. Además, siempre es mejor que el objetivo sea de focal larga, si bien hemos probado con un 35 mm y también sale. Por eso, aunque el objetivo no sea el más indicado, no dejes de probar, porque siempre hay posibilidades aunque no sea el bokeh perfecto!

  • Iluminación escasa. Nosotras somos muy fan de la luz del atardecer o de la hora azul porque todavía queda algo de luz que te permite enfocar al objeto elegido pero no demasiada para que también se vean las lucecitas, pero también hemos querido probar dentro de casa y también es posible. No hay excusas 🙂

  • Un trípode y disparador remoto. De ambas cosas se puede prescindir (la foto está hecha sin ellos) pero si los tienes te saldrá a la primera. Si no, ve con cuidado porque es fácil que haya trepidaciones o que pierdas el foco al mover los brazos para colocar las luces y tengas que repetir la foto. Así que si lo tienes, aprovéchalo que te facilitará mucho.

 

Y ahora…, a por la foto:

  1. Primero, pon la cámara en manual, sin miedo.

  2. Pon la f más baja que tenga tu objetivo (es decir, la apertura de diagrama más amplia)

  3. Compón la imagen como te guste y enfoca al punto concreto que quieras, puede ser una persona, un bote, un adorno navideño, la mano de una persona, un ojo… Ahora bien, una vez que fijes este foco, no puedes mover nada nada la cámara porque cualquier movimiento hará que desenfoques, por eso aquí es de gran ayuda tener la cámara ya situada en el trípode y cuando tengas el enfoque correcto, ponerlo en manual.

  4. Con la velocidad puedes ir jugando dependiendo de la luz y de si tu modelo es o no humano. Si es un niño intenta no bajar de 250.

  5. Recuerda que si hay poca luz, también puedes subir la ISO

  6. Y ya por último, si quieres el desenfoque delante o interactuando, coloca las luces delante del objetivo, a ser posible, enmarcando al objeto enfocado. En el caso de que quieras el desenfoque detrás, éste sería el primer paso y la foto sería más sencilla.

  7. DISPARA!!!

La foto está hecha con un 45mm de Olympus que equivale a un 90 mm y con un 1.8

Sólo os queda practicar mucho y comprar las guirnaldas aquí 😉 Por supuesto, si os decidís a hacer este tipo de foto nos encantará verlo en vuestras redes sociales (y no olvidéis mencionarnos como @tetezgz para no perdérnoslo)

Comparte si te gusta esto:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Comentar esta entrada